Piel sensible

Las pieles sensibles y delicadas son vulnerables a las condiciones climáticas y otros factores, por ello requieren de un cuidado especial: con la cosmética adecuada conseguimos descongestionarlas y restaurar el equilibrio en la microcirculación, suavizando y calmando las rojeces, picores o tirantez.

*Con aparatología.