Anti-acné/grasa

En el tratamiento del acné se busca regular las bacterias que lo producen, eliminando los puntos negros y calmando la inflamación. Para las pieles grasas y mixtas equilibramos la producción sebácea, matificando la piel manteniéndola sin brillos e hidratándola. En el caso de las pieles post-acnéicas el objetivo es reducir las cicatrices, cerrar poros y nivelar las irregularidades.

*Con aparatología.